Skip to main content

Sobre mí

Me llamo Maite, tengo 32 años, soy canaria, de Tenerife, pero con raíces andaluzas. Desde hace unos meses vivo en Valencia. Estoy casada con el amor de mi vida y soy mamá de dos princesas de 3 años y 14 meses. Abogada. 

   Firmemente convencida de que si algo vale la pena en esta vida es el amor. Mi matrimonio y mi vivencia de la maternidad dan sentido a mi proyecto vital. Mi familia es mi prioridad. Creo firmemente en el poder de las mujeres, y especialmente de las madres, para cambiar el mundo y hacer de él un lugar mucho mejor. Por aquí encontrarás ideas prácticas que te faciliten el día a día, enamorarte de la belleza de lo cotidiano, consejos sobre el amor, la maternidad, decoración, moda y mucho más. ¿Me acompañas en esta aventura? 

Si te ha gustado este post compártelo

8 comentarios en “Sobre mí”

  1. Hola Mayte,
    Te sigo desde hace un tiempo por Facebook e Instagram y me encanta el enfoque que le das a la maternidad. También tus fotos sobre decoración, q me apasiona, son pura inspiración. Tengo la curiosidad,por ese enfoque tan sensato y humano que le das a los temas de maternidad o tus fotos familiares, si ejerce como abogada o te dedicas a la Educación.
    Gracias y Enhorabuena por tu blog
    Isabela
    @isabelanusa

    1. ¡Muy buenas tardes, Isabela! Ante todo, agradezco muchísimo tu comentario. No te imaginas la alegría que me das al comentarme que disfrutas con mis publicaciones y que te resultan inspiradoras. Es mi principal objetivo. Busco que visitar mis “rinconcitos” os suponga un ratito de descanso y desconexión y, a ser posible, que encontréis ideas prácticas y motivadoras para vuestro día a día como mujeres y mamás.

      Me encanta además, que hayas tenido la confianza de preguntarme sobre esa curiosidad que te había surgido. Mi profesión es la de abogada. A la educación me dedico exclusivamente por mi papel de madre. Me apasiona ese campo y supone para mí y para mi marido una enorme responsabilidad. Dedico bastante tiempo a leer al respecto porque me parece fundamental para hacer las cosas bien en donde nos jugamos tanto. Además, me encanta la psicología y también me empeño por estudiar en ese ámbito. Fundamentalmente me llama la atención todo lo relativo a la inteligencia emocional. Si existe una herramienta vital que podemos aportar a nuestros hijos es la de enseñarles a manejar sus emociones a la hora de enfrentarse al mundo y para sí mismos.

      Por otra parte, tengo la suerte de tener grandes profesionales de la infancia en mi entorno de los que aprendo muchísimo.

      En cuanto a la sensatez y la humanidad que me dices percibes en mis comentarios, creo que las he adquirido por la suerte que he tenido de crecer en una familia maravillosa, que me han educado haciéndome ver la importancia de respetar la dignidad de las personas y que la familia es lo más importante.
      Crecer en ese ambiente hacen mucho más fácil aplicar ciertos valores a la familia que uno mismo crea. Así que podría decirse que no es mérito mío. La vida me lo ha puesto muy sencillo.

      Muchísimas gracias de nuevo por tu comentario. Me alegra tenerte por aquí. Un besazo

  2. Hola! Te sigo desde Argentina. Tus publicaciones inspiran de verdad. Tengo 29 para 30, y soy madre de dos niñas. La mayor de 4 (con dificultades motrices de nacimiento) y la menor de año y medio. Comparto plenamente la pasion por la familia, la educacion emocional y la psicologia. Creo firmemente que las mujeres tenemos poder para construir una familia basada en valores y mucho amor y por ende aportar lo mejor a este mundo donde se fue perdiendo semejante prioridad y hay cada vez familias mas diluidas. Quisiera tener mas hijos, esta en nuestros planes, solo que me acobardo aveces por el agotamiento diario… me encanta leer, puedes recomendarme algun libro relacionado a todo esto? A psicologia de infantil o educacion emocional para implementar en la crianza y familia. Realmente me llegan mucho tus publicaciones, me siento identificada. Te mando un calido beso desde aqui…??

    1. Querida Yamila,
      Ante todo quiero agradecerte muchísimo tus palabras. No te puedes ni imaginar lo que me motivan para seguir con este proyecto de ventanita abierta a las mamás y las familias que inicié hace un año para compartir con vosotras mi visión del amor. Me alegro muchísimo también que compartamos visión sobre lo realmente importante en la vida y lo crucial que es que la familia se mantenga unida sobre bases sólidas. GRACIAS DE VERDAD, por todo lo que me dices. Entiendo perfectamente vuestros sentimientos encontrados entre el deseo de ampliar familia y el miedo a no poder con todo. Indudablemente supone un acto de audacia y valentía y hay que sentirse mínimamente preparado para ello. Cuando llegue el momento lo sabréis. Y espero que me lo cuentes!! :). Dale un besazo a tus pequeñas de mi parte. Especialmente a ese tesorito que aunque tenga problemas motores estoy convencida que llegará a donde se proponga con vuestro amor y os enriquecerá y fortalecerá a todos cada día. ¡Cuánto tenemos que aprender de estos pequeños guerreros!! En cuanto a la recomendación de un buen libro, me atrevo a decirte que le eches un vistazo a “Educar en el asombro” de Catherine L’Ecuyer. Te dejo por aquí un resumen para que veas que buena pinta tiene. Estoy segura de que te encantará y te dará ideas buenísimas para la crianza de tus pequeñas. Antes de dejarte la reseña te mando un abrazo inmenso. Espero seguir contando con tu compañía por aquí y por mis redes sociales. No dudes en suscribirte en el blog rellenando tus datos de correo electrónico para que no te pierdas nada de lo que publico. Me encantará leer tus sugerencias y opiniones! De nuevo un besazo y gracias!!
      Ahí va el resumen del libro: “¿Cómo lograr que un niño, y luego un adolescente, sea capaz de estar quieto observando con calma a su alrededor, capaz de esperar antes de tener, capaz de pensar, con motivación para aprender sin miedo al esfuerzo?Los niños crecen en un entorno cada vez más frenético y exigente que, por un lado, ha hecho la tarea de educar más compleja, y, por otro, los ha alejado de lo esencial. Para su éxito futuro vemos necesario programarlos para un sinfín de actividades que los están apartando del ocio de siempre, del juego libre, de la naturaleza, del silencio, de la belleza. Su vida se ha convertido en una verdadera carrera para saltar etapas, lo que les aleja cada vez más de su propia naturaleza. Muchos niños se están perdiendo lo mejor de la vida: descubrir el mundo, adentrarse en la realidad. Un ruido ensordecedor acalla sus preguntas, las estridentes pantallas saturan sus sentidos e interrumpan el aprendizaje lento de todo lo maravilloso que hay que descubrir por primera vez.Educar en el asombro es replantear el aprendizaje como un viaje que nace desde el interior de la persona, una aventura maravillosa facilitada por una consideración profunda de lo que reclama la naturaleza del niño, como el respeto por su inocencia, sus ritmos, su sentido del misterio y su sed de belleza.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *