Skip to main content
un cuento sobre la maternidad imperfecta pero feliz

Un cuento sobre la maternidad imperfecta pero feliz.

A estas alturas de la vida, todas somos conscientes de que la sociedad nos embauca con sus cantos de sirena. Nos provoca sentimientos de culpa y frustración por no alcanzar unos cánones de perfección que, supuestamente, son reales. Pero lo cierto es que sencillamente son imposibles.

Y aunque lo sepamos, sin darnos cuenta nos siguen afectando esas ideas y presiones utópicas. Aunque esta realidad se materializa en muchos aspectos, en nuestro papel de madre es especialmente acuciante. A veces nos persigue el miedo a que nuestros hijos no sean felices por nuestras torpezas, fallos o imperfecciones. Leer más

Si te ha gustado este post compártelo